¿Cómo conservar queso fresco?

Los que amamos el queso fresco, deseamos disfrutarlo en las mejores condiciones el mayor tiempo posible. Existen muchas formas de conservar un queso fresco para que puedas disfrutarlo con las mismas propiedades y vitaminas que cuando lo compraste. Ahora mencionaremos algunos trucos, para que puedas conservar el queso el las mejores condiciones.

¿Cómo conservar el queso fresco?

El queso fresco blando, también llamado queso de Burgos en España, desprende bastante agua, y esto hace que se pueda dañar, si no lo conservamos adecuadamente. Cuando compramos el queso fresco, lo podemos comprar en envases en los que mantienen sus propiedades en maneras óptimas hasta que se alcanza la fecha de vencimiento indicada por el fabricante o también lo podemos comprar al corte en tiendas especializadas en quesos. A mi es la opción que mas me gusta, porque puedo conseguir quesos mas naturales y menos procesados.

Primer método para conservar el queso fresco

Para conservar nuestro queso fresco, lo mejor es envolverlo en papel encerado y ponerlo en la parte alta del refrigerador a unos 4ºC.

Segundo método para conservar el queso fresco

Si no tenemos papel encerado podemos usar este segundo método. Tomamos el recipiente, procedemos a poner dos o mas hojas de servilleta en el fondo del recipiente. Luego ponemos el queso y antes de tapar el recipiente, agregamos dos hojas de papel servilleta, para que absorba el agua que desprende el queso, y ahora si lo tapamos. Lo ponemos en la parte alta del refrigerador a unos 4ºC.

Tercer método para conservar el queso fresco para larga duración

Con los dos métodos comentados anteriormente, puedes alargar la vida útil del queso fresco, pero si lo que quieres es que te dure mucho tiempo, lo que tienes que hacer es conservarlo en salmuera. Te explicamos como hacerlo. Pones agua con un cuchara de sal en una cazuela a hervir. Cuando esté en ebullición agregas el queso fresco. Dejas el queso alrededor de un minuto y lo sacas con una espumadera y dejas que escurra un par de minutos. Luego lo metes en un tupper o tarro de cristal con el agua salada, ya fría de la cocción. Agregando mas o menos sal puedes conseguir que dure mas o menos tiempo en condiciones óptimas.

Consejos adicionales

Una cosa que debemos de tener muy en cuenta, es no exponer mucho el queso fresco a la luz, porque esto hace que se dañe mas rápido, y producirá moho.

Os recordamos que no debemos de comprar el queso fresco en gran cantidad, para evitar que se dañe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *