Como hacer queso en casa

Todos quisiéramos hacer queso en casa, pero no sabemos por donde empezar. Por esta razón, entendemos que has venido hasta aquí. No te preocupes, que te enseñaremos a hacer un queso, de muy buena calidad. ¿Así de bueno quedará? Si… eso te lo aseguramos!!!

Existen muchas formas o técnicas de hacer queso casero, pero todas llevan algo en común, y es el amor con el que lo fabricas. Como ya hemos dicho, muchas personas hacen queso, pero no todos lo hacen con calidad. Hoy aprenderás, la forma mas común de hacer queso. ¡¡Vamos a ello!!

Receta para hacer queso artesanal en casa

El queso artesanal, como su nombre lo indica, es el arte de hacer queso, pero generalmente en casa, y no con maquinarias sofisticadas. Lo primero es indicar que si usas leche de vaca, lo normal es que para producir un kilo de queso tengas que emplear diez litros de leche. Veamos la receta paso a paso:

Ingredientes y utensilios, para preparar un kilo de queso.
  • Una olla o recipiente grande.
  • Cucharon grande.
  • Prensa.
  • Molde.
  • Tela Suiza o tela quesera.
  • Tazón, taza o recipiente pequeño.
  • 10 litros (2.6 galones) de leche cruda.
  • 200 centímetros cúbicos de cuajo natural o si usas cuajo líquido natural comercial 5 o 6 gotas.
  • Agua con sal.
  • Opcional: Fermentos lácticos. Si quieres hacer un queso para curar, no vas a hacer queso fresco, tienes que añadir en la primera fase a la leche fermento láctico.

Cómo hacer el queso en casa paso a paso.

Ponemos los 10 litros de leche a hervir a 40° C. Una nota, si vas a hacer queso curado puedes trabajar a temperaturas mas bajas (entre 30 y 34 ºC). A esos 10 litros de leche, procedemos a echarle los 200 centímetros cúbicos de cuajo natural o 5 o 6 gotas de cuajo líquido comercial diluido en agua según las indicaciones del fabricante. Aquí es donde tienes que añadir el fermento láctico si vas a hacer queso curado, sino no hace falta echarlo. Luego lo removemos por dos minutos, y lo dejamos reposar tapado sin el fuego, por 40 minutos aproximadamente.

Una vez que pasen los 40 minutos, veremos que se volvió como una pasta. Esta pasta, aunque un poco aguada, la cortamos en varios pedazos dentro del mismo recipiente, y para esto utilizaremos, una lira o un cuchillo, en caso de no tener una lira. Cortarlo, hará que el suero salga mas fácil de la masa, y podamos al final, amasar y darle forma a nuestro queso.

Ahora, vamos a ponerlo nuevamente en el fuego, a 40° C. Después de moverlo por 5 minutos con un cucharon, procedemos a sacar el suero (parte liquida) con un taza o con una olla pequeña. Tienes que tener mucho cuidado, para no sacar también la masa.

Una vez que hayamos sacado, por lo menos el 90% del suero, procedemos a echar la masa en un pedazo de tela suiza o tela quesera (Puedes comprarla en tiendas especializadas ) esto nos ayudará a escurrirlo mejor. Teniendo ya escurrida la masa del queso, ahora vamos a ponerlo en un molde (puedes usar una olla o taza), y esto nos ayudará a darle la forma.

Y ahora si, lo ponemos en la prensa, y en caso de no tener prensa, pues, lo prensamos con las manos limpias. Este proceso de prensa, durará solo 15 minutos, para que se compacte bien el queso. Luego se le pone un paño al queso en la prensa, sin el molde, y lo dejamos así por 30 minutos.

Posterior a esto, lo damos la vuelta y lo dejamos reposar 10 horas. Lo volvemos a poner en el molde, y ya para finalizar lo ponemos en agua con sal, durante 12 horas a temperatura ambiente. Si sigues la receta de queso fresco lo podrías consumir ya. Si lo vas a curar, entonces ya podrías iniciar el proceso de curación.

Listo, a comer queso!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *